La Cultura Generacional y la Difusión de Innovación

Es impresionante ver las diferencias de hábitos que existen entre las generaciones en el uso de la tecnología. Siendo el menor de cuatro hermanos, durante mi niñez, cumplí con el rol del “técnico de la casa”.  Desde arreglar el internet o recuperar una contraseña de correo, mis familiares contaban con mi apoyo para resolver tareas que eran relativamente fáciles para mí, aunque para ellos resultaban más complicadas que un laberinto sin salida.

Unas semanas atrás, sentí por primera vez que mi título de “técnico de la casa” contaba con fecha de expiración, al ver a mi sobrino de seis años jugar un video juego en el iPad de mi hermana con una destreza deslumbrante.

A diferencia de mi generación que creció con consolas como el Nintendo 64 y las cómicas por cable, la de mis sobrinos está creciendo con juegos táctiles en iPads, YouTube y Netflix. Desde ese momento, cada vez que noto a mis sobrinos usar tecnología, veo claramente la evolución de estos hábitos en esta futura generación y cómo afecta sus gustos y personalidades. Es evidente que la ley de Moore, originada por las observaciones del cofundador de Intel Gordon Moore en 1956, es causante de esto. La ley de Moore dicta que el poder de procesamiento en nuestros dispositivos se duplica aproximadamente cada dos años.

Este incremento de poder que ocurre en la tecnología que utilizamos diariamente es lo que influye a generaciones más jóvenes a ser más exigentes con sus expectativas con base en la calidad de productos o servicios que se utilizan en los dispositivos. Retomando el ejemplo de mis sobrinos, les puedo decir que, ya a su pronta edad, son consumidores que prefieren los servicios On-Demand/Streaming y prefirieren usar un dispositivo móvil para su entretenimiento y búsquedas educativas. Dentro mi segmento generacional, los millenials, ya este tipo de demanda es una realidad y las compañías están gastando recursos para poder captar ese mercado, ya que actualmente representamos a los innovadores y primeros seguidores de los productos nuevos en la curva de la teoría de difusión de innovaciones.

¿Cómo las industrias actuales pueden captar esta demanda creciente sobre servicios innovadores y no quedarse atrás? Existe una relación entre la demanda por servicios tecnológicos a lo largo del tiempo y la curva de innovación. Si la demanda por este tipo de productos cuenta con una correlación positiva con la curva de cuota de mercado mostrada en el grafico superior, el nicho de captación para asegurar una cuota en este mercado recae sobre los perfiles de primeros seguidores e innovadores. Las empresas y organizaciones deben capitalizar sobre esta visión hoy. De forma similar a cómo mis familiares se respaldan en la ayuda de los menores para solucionar problemas técnicos, las empresas deberían aprovechar esta misma estrategia. Al poder integrar capital humano juvenil que entienda y sepa cómo captar este nicho, las organizaciones podrán servir de mejor manera las expectativas del mercado de hoy y el de mañana. El desafío está en poder identificar, captar y retener el talento capacitado en este segmento de edad. Dicha estrategia no es usual dentro de las empresas latinoamericanas, sin embargo, quiero destacar que el recurso de poder integrar esta cultura generacional dentro su fuerza laboral, puede representar la solución a esos problemas que su capital humano actual no podrá resolver por sí solo.

 

Artículo Redactado por:

Juan Diego Galvez (Panamá)

Cargo: Cofundador y Gerente General de PayCaddy

Nivel de estudio: Bachiller en Ciencias en Tecnología, Emprendimiento e Innovación.

Experiencia Profesional: Evaluación Financiera, Modelos de Negocios Tecnológicos, Desarrollo e integración de Software, pagos electrónicos, Ciencia de Datos y Banca de Inversión.