41-anos-fortaleciendo-el-ideal-cooperativo-de-la-region

41 Años Fortaleciendo el Ideal Cooperativo de la Región

Cuarenta y un años de existencia jurídica de COLAC, es algo más que haber nacido como una propuesta de integración cooperativa para América Latina

Es el resultado de una iniciativa de cooperativistas que se expresó y terminó en la creación de una institución con nombre e identidad propia, y que hoy orgullosamente no solo conserva ambos, sino que  están vivos sus propósitos, después de haber allanado largos y tortuosos caminos, y haber afrontado grandes desafíos para llegar a la edad adulta.

Algo más de 4 décadas han servido para crear memoria institucional y hoy volvemos atrás, mirando adelante, para repasar lecciones aprendidas en un proceso, que han sabido desarrollar líderes cooperativos tenaces y persistentes, que añaden a su capacidad de gestión una decidida convicción de lo que significa la integración económica y social para la sostenibilidad empresarial.

No ha sido fácil, porque las actitudes que ayudan a fortalecer una idea, no siempre se conservan intactas, y en ese sentido, no todos los que comenzaron en el año 70, han llegado al año 2011, por motivos que son diversos y comprendidos en algunos casos y no entendidos en otros.

Esto ha sido sorteado por los líderes que permanecen desde la fundación y otros que han ingresado posteriormente,  y que ejecutan el mandato integracionista  de Federaciones, cooperativas y otras organizaciones que hacen trabajo cooperativo en la región, y que han hecho posible una efemérides que silenciosamente se celebra, pero que tiene un gran corazón que palpita en toda Latinoamérica.

COLAC tiene una geografía amplia que alberga un sector cooperativo grande y pujante que va desde México hasta Argentina.En el centro de esa geografía de COLAC, se encuentra Panamá, país que le ha dado posada durante su existencia, y cuyo Gobierno la caracterizó, y la privilegió, para que pudiera hacer su trabajo con reconocimiento legal y técnico.

Esa geografía ha sido recorrida por cientos de profesionales entre líderes y técnicos, que han sido instrumento y capital humano, para transferir tecnología, para formar líderes y administradores, y ante todo, para reiterar el ideal cooperativo que se refleja en miles de asociados de cooperativas que creen en ese gran proyecto, llamado COOPERATIVA DE AHORRO Y CRÉDITO, que se sintetiza por la figura de la integración en lo más alto de la pirámide, con un nombre que se lee: “Los años no pasan en vano”, reza la sabiduría popular y por eso, el COLAC de hoy no es el mismo de hace 40 años. El COLAC de hoy, le ha tocado transformarse para sobrevivir, hacer nuevas cosas, pensar diferente, asumir riesgos, y ante todo, mantener su Misión contra viento y marea,  y adaptar una Visión, a los nuevos tiempos. Como un ser vivo, ha tenido fracasos y ha tenido éxitos, y hoy, tiene ilusiones y tiene esperanzas.

COLAC, ha perdido, ha ganado, ha acertado y ha cometido errores, y todas esas acciones en cabeza de personas que con cualidades y defectos, están seguros de que el Proyecto COLAC está vivo y, con orgullo y satisfacción, lo pueden decir hoy, ad-portas del Año Internacional de las Cooperativas.

COLAC tiene un horizonte definido y lo puede ver a través de los ojos de  sus líderes y del trabajo de sus administradores, con un optimismo, basado en expectativas reales, con la seguridad de estar creando un escenario de futuro que una vez construido, le facilite la vida institucional y así tenga una mayor capacidad para reforzar y dar respuesta a las necesidades de las instituciones cooperativas asociadas.

Este ha sido un proceso de integración donde han intervenido para su desarrollo, muchas instituciones y personas. En primera instancia, sus Federaciones y Cooperativas socias y sus líderes que han creído en este proyectoInstituciones multilaterales, como la USAID en los inicios de COLAC, el BID, actor importante y; otras instituciones de financiamiento y de asistencia técnica. Hoy nos ayudan a mirar el horizonte que se ve abundante en expectativas, movimientos cooperativos, de los cuales todos hemos aprendido, como son Desjardins de Canadá, a través de DID y el Sector Cooperativo Alemán, a través de la DGRV.

Un actor de primera línea, son las personas vinculadas laboralmente a COLAC, unos que ya aportaron y otros los que lo hacen actualmente, y que lo han hecho y lo hacen, con sentido de pertenencia y con ganas, especialmente con la fe puesta en una empresa que no solamente sirve para trabajar, sino para alcanzar una realización en su más alta dignidad, como son la de trabajar por el ser humano bajo los principios de la ayuda mutua y la solidaridad.

A todos, gracias por haber pasado por aquí, gracias por estar acomapañando a colac, y  los invitamos  a continuar construyendo un futuro, que solamente depende de lo que se haga hoy.  28 de agosto de 2011.

Compartir esta nota en las redes sociales

Próximos Eventos

Síguenos en Facebook

Herramienta conversora de moneda. Tipo de cambio